¿Qué prácticas son adecuadas para mi proyecto de TI? (incl. autoevaluación)

Peter Burghardt01/10/2019

Si pasa algún tiempo en TI, seguro que lo habrá escuchado alguna vez: todo el mundo habla de agility. Se dice que es mucho mejor usar metodologías ágiles que un modelo de cascada. ¿Es eso cierto? ¿Son los proyectos ágiles a prueba de fallos? Sí y no.

Cascada = ¿seguridad? Agile = ¿poco fiable?

Todos estamos familiarizados con los proyectos de cascada. Comienza el proyecto. Se especifican los requisitos. Se desarrollan. Todo esto sólo para descubrir que el producto final no es necesariamente lo que se tenía en mente inicialmente. Sin embargo, la mayoría de los proyectos de software se realizan como cascada. Tal vez se pregunte por qué es así. Los proyectos de cascada ofrecen seguridad, pero en el mejor de los casos es más bien una sensación de seguridad. Usted tiene la ilusión de que sabe desde el principio lo que va a recibir y cuánto va a pagar por ello.

Los proyectos agile, por otro lado, le hacen sentir bastante inseguro si no tiene experiencia. No siente que sabe con lo que va a terminar al final. Tampoco sabe cuánto le costará. Pero como hemos visto, en realidad, tampoco se sabe con el modelo de cascada. El alcance cambia en cada proyecto de cascada - palabra clave "solicitud de cambio". En los proyectos agile, en lugar de definir todos los requisitos a la vez desde el primer momento, se añaden gradualmente a lo largo del proyecto. Esto no significa, sin embargo, que los proyectos agile no tengan metas. Todo lo contrario: los proyectos agile persiguen continuamente la visión de producto definida al inicio del proyecto. Así que ya sabe en qué dirección quiere ir y a dónde va a ir a parar.

Una metodología agile de los proyectos significa un enfoque ágil de los negocios

Usar metodologías agile significa cambiar la forma de pensar, no sólo implementar un nuevo proceso. Por extensión, esto significa que el cambio a prácticas agile desencadena un cambio dentro de la empresa que no todas las empresas están preparadas para aceptar. La agilidad puede ser un reto para una organización. Para empeorar las cosas, a veces el proyecto fracasa de todos modos.

Haga clic aquí para obtener más información sobre la gestión de proyectos!

Ver más

Enfoque híbrido: lo mejor de ambas metodologías

Basándonos en nuestra experiencia en proyectos, sabemos cuáles son los puntos débiles de la metodología de cascada. Para minimizarlos al máximo, hemos desarrollado un enfoque de proyecto híbrido. En su cara, sigue esencialmente el modelo de la cascada. Pero en varias áreas, hemos tomado prestados métodos del enfoque agile para compensar los puntos débiles más peligrosos. Esta combinación asegura que no sólo estamos haciendo las cosas correctas, sino que también las estamos haciendo de la manera correcta.

Involucrar a los clientes lo antes posible

El enfoque híbrido se centra en obtener la retroalimentación de los clientes sobre las funciones implementadas tan pronto como sea posible. La forma de lograrlo es acortando los ciclos de liberación durante la etapa de implementación del proyecto. De esta manera, a diferencia de una metodología de cascada convencional, nuestros clientes tienen la oportunidad de ver lo que están recibiendo y probarlo muy pronto. De este modo, a lo largo del proyecto, el conocimiento del cliente sobre el nuevo sistema aumenta en consecuencia. También mejoran en la formulación de sus requisitos. Como proveedor de servicios de implementación, también recibimos información oportuna sobre la calidad de nuestros desarrollos. Además, podemos ver si hemos entendido correctamente a nuestro cliente.

La buena comunicación como clave para el éxito del proyecto

El enfoque híbrido también mejora la comunicación con el partner del proyecto, lo que tiene un efecto positivo en las operaciones y la colaboración del proyecto. Muchos proyectos fracasan debido a una comunicación insuficiente o deficiente. El enfoque híbrido nos permite compensar estas debilidades.

Conclusión: Entonces, ¿cuál es la mejor metodología de proyecto?

No hay una respuesta correcta. Se trata más bien de encontrar el enfoque más adecuado y de no tener miedo de explorar nuevas direcciones cuando las viejas no funcionan.

Compartir Post

Escribir un comentario

Contact us
Author:
Peter Burghardt
Project Manager